Encuadernación japonesa

DSC_0212 DSC_0215

Si, esta es una encuadernación japonesa, aunque no lo parezca. Ya se que no es la habitual, pero a mi personalmente me gusta bastante mas que la otra. Tiene sus ventajas, aunque no es para coser hojas sueltas, es para coser cuadernillos sueltos.

El libro no está en blanco es uno de tantos que tengo por casa y que desencuaderné para volver a encuadernar de nuevo. Lo que si me resulta un poco más complicado pero imagino que eso se solventará cuando le pille el truco es lo de medir el grosor de los cuadernillos para sacar la medida de las escartivanas, que es lo que va cosido a los cuadernillos del libro y lo que hace que luego sea un libro cómodo de leer, que es lo que diferencia esta encuadernación de la otra. Menos mal que me  solucionó el profe el problemilla, pero vamos, que veo que me van a tener que dar un cursillo para aprender a manejar el dichoso micrómetro, jeje.

El papel aunque no es una maravilla está hecho con engrudo y témperas, lo hice yo, debió ser en uno de esos días de poca o ninguna inspiración porque sinceramente, feo no es, pero no nos engañemos, bonito tampoco. Eso si, ahí queda un libro encuadernado por mi y con un papel que he pintado yo, que no es poco.